Derecho administrativo, urbanismo y construcción

El Derecho Administrativo consigue regular a todas las oficinas, órganos y entes públicos que se encuentran dentro de la administración pública ya sea ésta centralizada o descentralizada, de igual modo, organiza dicha administración y hace efectivo el desenvolvimiento de la actividad administrativa ejercida por sus órganos para lograr la satisfacción de las necesidades de los particulares así como el interés público y social de la nación.

El Urbanismo, como disciplina autónoma, surge de las contradicciones que ofrece la realidad urbana y social de este capitalismo industrial y de su reflujo en la ordenación y estructuración del espacio urbano.

Toda edificación supone una construcción, pero no toda construcción es edificación.

Y es que si hasta aquí hemos considerado el macrourbanismo, es decir, la regulación de su objeto principal, que es la potestad o el derecho de urbanizar, y a través de él la creación de espacios públicos (calles, plazas, etcétera) y la producción de solares para edificar, nos centraremos ahora en el microurbanismo, que tiene por objeto la fase final de construcción de la ciudad: el régimen jurídico de las edificaciones y, en general, el uso del suelo, que se controlan a través de la licencia.

Regulan la actuación de las administraciones públicas y ordenan el territorio y la edificación.

SERVICIOS PRESTADOS

  • Recursos administrativos y Contencioso-administrativo.
  • Sanciones administrativas en general.
  • Vicios y defectos de la construcción.
  • Problemática surgida en el campo de la construcción y suministros industriales.
  • Subcontrataciones.
  • Alquiler de maquinaria.
  • Contaminación acústica.
  • Derecho Urbanístico.
  • Reclamaciones de deudas ante ayuntamientos y reclamaciones por responsabilidad patrimonial.
  • Reclamaciones por funcionamiento anormal de los servicios públicos.
5/5 (1 Review)